The Deck

con No hay comentarios

Nueva versión del célebre mazo The Deck, creado por Brian Weissman hace ya unos años. Poco queda de la estrategia inicial (Cetro Disruptor / Blood Moon / Círculo de Protección Rojo), y está adaptado a los tiempos que corren.

Descripción general

Para empezar, lleva veintiocho fuentes de maná (cuando se enfrentan mazo de control suele ganar quien tiene más maná disponible). Nueve contrahechizos, parecen pocos pero tenemos formas de robarlos. Para manipular la biblioteca lleva once cartas, asegurándonos que nos saldrá una en la primera mano. La defensa cuenta con The Abbyss, Equilibrio y Espadas en Guadañas, además de Desencantar y Gorila Chamán. El resto son cartas como Orbe Zurano y Time Walk, aparte de Morfoide que será casi la única forma de ganar.

Cómo Funciona

Es un claro ejemplo de mazo de control, cuya única estrategia se basa en controlar tanto los permanentes como las cartas del contrario y además procurarnos ventaja de cartas. La idea es aguantar los primeros turnos, utilizar Realidad o Ficción y, en cuanto tengamos el cementerio llenito, usaremos Voluntad de Yawgmoth. Para ganar usaremos Morfoide, aunque si conseguimos utilizar el Latigazo Mental, también nos valdrá. Si la cosa se alarga, podemos finiquitar con Golpe de Ingenio.

Es un mazo reactivo, pero el Latigazo Mental recomiendo usarlo lo antes posiible. Lo ideal sería justo después de Mana Drain.

Veamos lo que dice Weissman sobre la manera de jugarlo:

  1. Utiliza cualquier recurso antes de gastar un contrahechizo en una carta no restringida. O sea, guarda los contrahechizos para las restringidas o para defender la propia estrategia. No los malgastes.
  2. No contrarrestes nada que puedas solucionar pronto. Si no te han salido cartas contra criaturas, espera a que te vengan.
  3. Prioriza los hechizos defensivos. Guarda las Espadas en Guadañas para las criaturas que se saltan el The Abbyss.
  4. Busca siempre la manera de tener ventaja de cartas. Procura que tu oponente se gaste dos cartas en deshacerse de una tuya, o tú en gastar una en deshacerte de dos suyas.
  5. El morfoide puede bajarse en cualquier momento, no hay que esperar a tener la situación controlada. Un morfoide desde el principio es una gran sorpresa.
  6. Juega de manera impredecible. No contrarrestes siempre lo mismo ni reveles cuales son las cartas que más te molestan. En definitiva: sáltate algunas veces todo lo que he escrito antes.

El Apoyo

Diseñado contra otros mazos de control y de ciraturas. El Timetwister se incluye para reciclar los contrahechizos, y el Abono contra los quitacartas. La Tormod’s Crypt y el Círculo son casi obligadas.

Valoración

No es fácil de jugar y en los torneos siempre hay algguno de este tipo. Un clásico renovado.

Autor: Borja Giraldo “Judas Djinn”